Immune to Cancer: The CRI Blog

Subscribe

Share

Carley R’s Immunotherapy Story

Sarcoma

Parecía una idea muy positiva estimular el sistema inmunitario para poder combatir el cáncer, en lugar de simplemente destruirlo con quimioterapia.

La historia de Carley

Durante casi un año, los médicos de Carley Rutledge le dijeron que el dolor en la pierna se debía a una lesión deportiva. Como el dolor seguía empeorando, consultó a otro médico que le dio la grave noticia: tenía sarcoma de Ewing en estadio IV. El diagnóstico había sido erróneo.

Esa demora le costó caro. El cáncer de huesos ya había hecho metástasis o se había diseminado a otras partes del cuerpo. La trataron con quimioterapia y radioterapia, y se mantuvo sin la enfermedad por un año aproximadamente. Pero el cáncer al final regresó, justo antes de su primer semestre de la universidad.

Carley analizó la posibilidad someterse a más quimioterapia, pero decidió probar una inmunoterapia experimental denominada FANG (ahora Vigil™), que utiliza las propias células tumorales del paciente como vacuna. Fue una suerte que lo hiciera. Dos años después, con 19 años, Carley es una estudiante sana de conservación biológica en la Universidad de Colorado, en Boulder. Durante el verano viajó por Sudáfrica, donde estudió especies en peligro de extinción, practicó bungee jumping, nadó con tiburones y demostró que el cáncer no era rival para su imparable espíritu.

TheAnswertoCancer (TheA2C) conversó con Carley sobre las razones por las que eligió la inmunoterapia, la fundación que creó su familia para apoyar a los adolescentes con cáncer, y sus planes para el futuro.

Questions and Answers

¿Cómo y cuándo descubrió que tenía cáncer?

Durante un año estuve con un diagnóstico erróneo, lo cual es bastante común en los adultos jóvenes porque en general son propensos a sufrir lesiones deportivas. Hice fisioterapia durante mucho tiempo hasta que finalmente perdí la sensibilidad en el lado izquierdo de la pierna y ya casi no podía controlar el dolor, así que fui a hacerme una resonancia magnética. La resonancia reveló que tenía sarcoma de Ewing en estadio IV.

¿Cómo supo de la inmunoterapia y por qué decidió probarla?

Carley participó en un ensayo clínico de un tratamiento experimental llamado FANG, que utiliza las células tumorales del propio paciente para la vacuna.

Esta vacuna se destacaba especialmente por usar las células de la propia persona. Entonces, al tratarse del tumor y del sistema inmunitario del paciente, es personalizada. No está disponible. Me parecía una idea muy positiva fortalecer el sistema inmunitario para poder combatir el cáncer, en lugar de simplemente destruirlo con quimioterapia.

¿Cómo fue el tratamiento? ¿Tuvo efectos secundarios?

Es como recibir la vacuna clásica contra la gripe. Me llevó casi el mismo tiempo y no fue más doloroso que cualquier otra vacuna normal que haya recibido en mi vida. Me dieron 8 dosis, una por mes. La última fue en abril de 2013.

Desde que recibí la vacuna la enfermedad sigue estable, sin nuevos tumores y sin enfermedad mensurable.

¿Qué le gustaría contarle a otros pacientes acerca de la inmunoterapia o de la participación en ensayos clínicos?

No es la opción adecuada para todos, depende del tipo de cáncer, del estadio en que se encuentre, cómo responde la enfermedad a los medicamentos. Pero, sin ninguna duda, recomendaría a quienes reúnan las condiciones del ensayo que opten por la inmunoterapia.

Read more:

This website uses tracking technologies, such as cookies, to provide a better user experience. If you continue to use this site, then you acknowledge our use of tracking technologies. For additional information, review our Privacy Policy.