Aún no tenemos la versión en español de la página que ha solicitado. Puede hacer clic en continuar para ver la página en inglés o cancelar para permanecer en esta página. Pronto estará disponible, gracias por su paciencia.

¡Hagamos correr la voz sobre la inmunoterapia! Haga clic para compartir esta página con su comunidad.

Inmunoterapia vs. Quimioterapia: ¿Cual es la diferencia?

02 de junio de 2016

En los últimos años, la inmunoterapia pasó a ser una opción de tratamiento del cáncer cada vez más accesible y fundamental. Muchos pacientes que están conociendo la inmunoterapia se plantean las siguientes preguntas: ¿cómo se relacionan la inmunoterapia y la quimioterapia? ¿Cuáles son las principales diferencias entre los dos tratamientos? ¿Cuándo debería elegir la inmunoterapia y no la quimioterapia? Para responder a estas apremiantes preguntas, creamos un vídeo educativo para que el paciente explore la idea básica en que se apoya la inmunoterapia y analice las diferencias entre la inmunoterapia y el cáncer.

Si bien siempre se debe hablar con los profesionales de la salud y solicitar orientación en cuanto a las opciones de tratamiento, también es importante que el propio paciente comprenda sus tratamientos y cómo podrían cambiar sus experiencias y resultados. La inmunoterapia tiene el potencial de ayudar a las personas afectadas por el cáncer y he aquí por qué.

¿Qué es la inmunoterapia?

La inmunoterapia es un tratamiento que le da poder al propio sistema inmunitario del paciente para luchar contra el cáncer. Aprovecha y mejora la capacidad del sistema inmunitario de combatir la enfermedad al permitirle reconocer, atacar y eliminar las células cancerosas en todo el cuerpo.

La inmunoterapia se puede administrar sola o combinada con otros tipos de tratamientos. Ya demostró ser un tratamiento eficaz para pacientes con distintos tipos de cáncer, lo que la convierte en el nuevo método más prometedor desde el desarrollo de las primeras quimioterapias en la década de 1940.

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia, o «quimio», es un tratamiento con fármacos que destruyen directamente las células cancerosas. La quimioterapia ataca a todas las células del cuerpo que se multiplican rápidamente y se dirige con eficacia a los tumores de rápido crecimiento. Puede utilizarse sola o en combinación con cirugía, radioterapia o inmunoterapia.

Entonces, ¿cuál es la diferencia?

A diferencia de la quimioterapia, que actúa directamente sobre los tumores cancerosos, la inmunoterapia actúa sobre el sistema inmunitario del paciente: puede estimular la respuesta inmunitaria y enseñar al sistema inmunitario a identificar y destruir las células cancerosas.

Inmunoterapia vs. quimioterapia: efectos secundarios

Para destruir los tumores cancerosos, la quimioterapia ataca las células del cuerpo que se multiplican rápidamente, que pueden incluir células cancerosas y no cancerosas, como los folículos pilosos y el revestimiento del intestino. Estos ataques a las células sanas pueden causar algunos de los efectos secundarios más conocidos de la quimioterapia, como la caída del cabello y las náuseas. En el caso de la inmunoterapia, los posibles efectos secundarios suelen ser el resultado de una respuesta inmunitaria sobreestimulada o mal dirigida y pueden variar de leves a moderados o graves, y en determinadas circunstancias pueden llegar a ser mortales.

Conozca más sobre los efectos secundarios de la inmunoterapia

Duración del tratamiento

La duración del tratamiento de inmunoterapia frente a la quimioterapia varía de un paciente a otro, y en ella inciden diversos factores específicos del individuo y de su tipo de cáncer. La inmunoterapia puede administrarse en un determinado número de tratamientos o indefinidamente, en función de las respuestas del paciente y de si el paciente está recibiendo tratamiento como parte de un ensayo clínico.

¿Cuánto tiempo tarda cada tratamiento en surtir efecto?

A corto plazo, puede haber diferencias en cuanto al tiempo que tardan los pacientes en responder a la inmunoterapia y la quimioterapia. Por ejemplo, en los tratamientos de quimioterapia (y radioterapia) es posible que el tumor comience a reducirse de inmediato. Con la inmunoterapia, puede que se tarde más tiempo en ver los efectos del tratamiento a medida que el sistema inmunitario se moviliza para atacar los tumores. A veces, es posible que los tumores parezcan crecer inicialmente pero, en realidad, el aumento de tamaño puede deberse a la infiltración de células inmunitarias en los tumores. Este fenómeno, que se conoce como pseudoprogresión, no es inusual en la inmunoterapia y no significa que el tratamiento no esté dando resultados.

¿Qué tan eficaz es cada tratamiento?

Dado que los efectos del tratamiento con quimioterapia solo duran mientras los medicamentos permanecen en el cuerpo, uno de los aspectos más emocionantes e innovadores de la inmunoterapia es que puede brindar protección a largo plazo contra el cáncer, debido a la capacidad del sistema inmunitario para reconocer y recordar cómo se ven las células cancerosas. Esta «memoria» inmunitaria es lo que posibilita remisiones más duraderas. Los estudios clínicos demostraron que las respuestas beneficiosas al tratamiento de inmunoterapia pueden ser duraderas y mantenerse incluso después de terminado el tratamiento. Además, algunas pruebas revelaron que ciertos tipos y dosis de quimioterapia pueden mejorar la respuesta inmunitaria frente al tumor, otra razón fundamental para combinar estos tratamientos en algunos casos.

¿Qué tipos de cáncer pueden tratarse con inmunoterapia?

Al aprovechar el poder natural del sistema inmunitario para reconocer y recordar las células cancerosas, la inmunoterapia tiene el potencial de ser eficaz contra todos los tipos de cáncer. La inmunoterapia ya dio lugar a avances fundamentales en el tratamiento de muchos tipos de cáncer y se aprobó para varios como primera línea de tratamiento. También se demostró su eficacia contra los tipos de cáncer históricamente resistentes a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia.

La promesa de la inmunoterapia

En consulta con su oncólogo y su equipo de atención médica, cada paciente debe determinar el tratamiento más adecuado, ya sea quimioterapia, inmunoterapia o una combinación de estos u otros tipos de tratamientos contra el cáncer. Comprender la diferencia entre inmunoterapia y quimioterapia es el primer paso para tomar la decisión correcta y encontrar las mejores opciones de tratamiento disponibles.

Sea o no el tratamiento adecuado para determinados pacientes, la difusión de la ciencia de vanguardia es una parte importante del apoyo a la investigación continua hacia una cura. Conozca más sobre la importancia de la inmunoterapia y sobre cómo la innovación e investigación del CRI determinaron el avance de los tratamientos con inmunoterapia. No podríamos avanzar en el mundo del tratamiento del cáncer sin ayuda; apoye los avances continuos en la investigación del cáncer y las opciones de tratamiento donando hoy al CRI.

Actualizado el 20 de diciembre de 2019

Obtenga las últimas actualizaciones sobre inmunoterapia contra el cáncer

*Los resultados de la inmunoterapia pueden variar de un paciente a otro.

Top